Me acompañan en este camino...

Páginas vistas en total

Estrellas en el horizonte (no tan lejano)

domingo, 2 de agosto de 2009

Para los que me alegran la vida todos los días...

Cuando Sea Grande - Elsa Bornemann

¿Qué vas a ser cuando seas grande?" es lo que me pregunta todo el mundo. Y a parte de contestarles "Astrónomo" o "Colectivero del Espacio" , porque nunca se sabe, tengo ganas de agregar otra verdad. "Cuando sea grande voy a tratar de no olvidarme cuando fuí chico".Recuerdo que - Cuando aún concurría al jardin de infantes - mi tía me contó un cuento de gigantes. Después me mostró una lámina en la que aparecían tres y me dijo: "Los gigantes solo exsisten en los libros de cuentos". "No es cierto - grité" "El mundo está lleno de gigantes".¡Para los nenes como yo, todas las personas mayores son gigantes! Es más, a mi papá le llego a las rodillas. Tiene que hacerme upa para que yo pueda ver el color de sus ojos. Mi mamá se agacha para que yo le pueda dar un beso en la mejilla... En un zapato de los de mi abuelo me caben los dos pies. Y todavía queda lugar para los piés de mi hermanita. Además yo vivo en una casa hecha para gigantes. Si me paro frente a la mesa de la sala, la tabla me tapa la naríz. Para sentarme en una silla de la cocina, debo treparme como un monito, y una vez sentado, necesito dos almohadones bajo la cola para comer cómodamente. No puedo encender la luz de ninguno de los cuartos, porque no alcanzo a los interruptores. Ni siquiera puedo tocar el timbre de entrada. Y por más que me ponga en puntitas de pie, ¡no veo mi cara en el espejo del baño! Por eso, cómo me gusta cuando mi papá me lleva montado en sus hombros. Hasta puedo arrancar ramitas de los árboles con solo estirar el brazo. Por eso... cómo me gusta ir al jardín de infantes. Allí hay mesas, sillas, armarios, camitas, cocinas todo construidos especialmente para nosotros los nenes de ese tamaño. Las mesas son "mesitas" y las sillas, son "sillitas", y los armarios "armaritos" Hasta los cubiertos son pequeños y mis manos pueden manejarlos fácilmente. También hay una casita edificada de acuerdo a nuestro tamaño, es más si me subo a un banco, seguramente pueda tocar el techo. Sí, ya sé que yo tambien voy a ser un gigante. Cuando crezca, pero para eso falta un tiempo. Entre tanto quiero que las personas mayores se den cuenta que soy chico, chiquito, chiquitito. ¡Chico, Chiquito, Chiquitito en un mundo tan grande! De gigantes, echo por gigantes y para gigantes.



"Los niños son el recurso más importante del mundo y la mejor esperanza para el futuro"



Porque son lo que más AMO en la vida. Porque le ponen ternura y alegría a mis horas de trabajo... porque solo los que podemos disfrutar de este encantador trabajo sabemos de lo que hablamos... ojalá estos gigantes chiquitos se queden para siempre con la inocencia, ilusión y picardía que los caracteriza... ojalá nosotros la mantuvieramos con el correr de los años...

No hay comentarios: