Me acompañan en este camino...

Páginas vistas en total

Estrellas en el horizonte (no tan lejano)

jueves, 20 de febrero de 2014

Sobre cómo le puse punto final a esa historia...

Revisando mails viejos me topé (sin querer ¿o queriendo?) con el último que le mandé a Rockstar de ébano. Se lo mandé un 7 de octubre de 2012... días después de esas tan lindas palabras que me había hecho redactar... y me pareció bueno, como broche de carbón a esa historia de mi vida... dejarlo como punto final de estas entradas del Yin y el Yang. Si alguien se pregunta luego de leer ese mail si él contestó... les debo decir que si... pero ya hace más de un año que dejé de tener msjs ni noticias de él... Esto es porque estoy embarcada en una hermosa historia de amor que nada tiene que ver con lo vivido con áquel. 
He aquí la bomba que le mandé...

"Sé que un mail no es la mejor manera de comunicarme o expresarme. Pero llega un punto en el que soy mejor con la palabra escrita que hablando y además ya no quedan más palabras para decir. No me quedan fuerzas ni siquiera para hablarte o escucharte, ni leerte. Le voy a sacar todo el dramatismo posible a esto pero necesito expresarme. Tuviste el privilegio de hacerme sufrir 2 veces en menos de un año. Lastimarme... mucho...
Me duele tu falta de sentimientos. Pienso en lo que me provoca tu falta de todo... palabra, compromiso, sinceridad. Tu egoísmo, el pensar solo en vos y tu comodidad. “Las mujeres no me entienden” andas diciendo por ahí... sos increíble. Tratá de expresarte mejor las próximas veces con las chicas que sigan en tu camino. Ser más claro porque si lo sos como lo fuiste conmigo jamás te van a entender. Te di la oportunidad de que me dijeras no quiero verte más... borrate de mi vida, y sin embargo, quisiste dar un paso más “Exclusividad, compromiso sin título oficial”. Una fantochada de acá a Marte, se está o no se está, no hay medias tintas en lo que a relaciones se refiere, pero todo con vos es así... una de cal y una de arena... y ahí la inocente Cenicienta volvió a creer en el hábil Rockstar de ébano.
Solo quiero decirte que me duele que hayas jugado así conmigo y mis sentimientos. Sé que en algún momento sé me fue de las manos a mi el tema... no lo supe controlar y me enganché (el año pasado)... Pero cuando volví en julio de este año te dije todo y tiré todas las cartas sobre la mesa. Dejé en vos la decisión de qué hacer de nuestro futuro y no tuviste los cojones suficientes para decirme no quiero lo que vos querés... ¿Por qué Rockstar?, ¿Por qué jugar así conmigo?. Me conocés más que ningún otro hombre, sabés lo que valgo como mujer y si no me querías en tu vida te di la posibilidad de decírmelo cara a cara... optaste por seguir, ¿para mandarme a cagar de esta manera? ¿Desapareciendo una vez más?. Siempre te la hice fácil y esta vez no va a ser la excepción... tomo el toro por las astas (cosa que esperé de vos en estos días y me dijeras no doy más con esto) y te dejo en paz con tu vida... no te voy a molestar más... necesitaba que me lo pidieras vos y te lo dije pero no tuviste el coraje suficiente para decirlo en palabras... optaste por esconderte... una vez más...
Sé que esta tristeza que siento ahora la voy a superar... si superé el dolor de fines del año pasado el cual ni te enteraste, esto no hace más que reafirmar que nuestra misión en nuestras vidas juntos ya llegó a su fin.
Agradezco a Dios haberte cruzado y haber vivido hermosos momentos juntos que fueron muchísimos pero, todo el resto no es lo que me merezco. Opto por quedarme con esos momentos, por recordar lo feliz que era estando con vos y acompañándote pero también siempre voy a tener presente que el Rockstar mujeriego, ausente, que no le importaba nada de mi, no me cuidaba ni respetaba es el verdadero Rockstar, el que me lastimó y siguió lastimando.
No espero respuesta a este mail, conozco al hombre con el que estuve prácticamente 2 años de mi vida... siempre sale por el camino más fácil y valora a la más fácil...
Te deseo lo mejor y que seas muy feliz...

No hay comentarios: